Lee

TÓNICO PARA EL ALMA



Viviendo en una muerte lenta

¿Te has detenido a pensar alguna vez que significa realmente para ti el trabajo? ¿Está el trabajo que realizas incluido dentro de las cosas que aportan paz, felicidad y alegría a tu vida?, o por el contrario ¿El trabajo para ti es algo detestable, obligatorio, frustrante y sientes que desperdicias los días, los meses y los años, esclavizado  haciendo algo que no quieres? ¿O sientes que si no trabajas, así sea en cualquier cosa, y no tienes dinero, estarás condenado a que tu vida sea una maldición? ¿O estás incluido en el grupo de todas aquellas personas, que siempre han soñado con trabajar y utilizar todo ese poder creativo que está en el interior, pero por miedo o comodidad, simplemente te has quedado estancado, frustrado o viviendo como un parásito?

Que te hará sentir frustrado y desgraciado, y cuando la desgracia aparece, te está indicando que tienes un conflicto interior, y que debes darle un nuevo rumbo a tu vida. Deja de echarle la culpa de tu desgracia al trabajo, al jefe, a tu familia o a las circunstancias, y comienza a hacer realmente lo que tu corazón desesperadamente te está gritando que hagas.

Si eres una persona trabajadora y sientes que tu vida no tiene sentido, comienza a realizar diferentes ajustes hasta que tu corazón se sienta plácido con lo que haces. Ten en cuenta lo siguiente:

- Debes amar tu trabajo por la oportunidad que te presenta de realizarte creativamente, y poder potencializar tus dones y cualidades para servir a los demás, y hacer de éste un mundo mejor.

-No busques el reconocimiento, la aprobación y las adulaciones, porque allí fácilmente encontrarás tu frustración.

- Disfruta plenamente tu trabajo haciendo esas pequeñas cosas que le dan plenitud a tu vida.

-Busca tu individualidad, tu autenticidad y vive para amar lo que haces, sin importar lo que otros piensen, digan o hagan.

-Tu trabajo debe despertar en ti naturalmente esa alegría que emana espontáneamente de tu corazón, no para buscar una recompensa, sino para  disfrutar el arte de vivir intensamente. Si la recompensa, el reconocimiento y el poder llegan, simplemente acéptalos, pero no te aferres a ellos.

Si por el contrario, eres una persona que ha decidido no trabajar y dedicar tu vida a tu familia,  analiza a profundidad, si eso es lo que realmente quieres hacer, porque de lo contrario, tarde o temprano, cuando esos seres a quienes dedicaste tu vida, ya no estén a tu lado, sentirás un gran vacío al ver que desperdiciaste tu potencial interior y dejaste muchos sueños de lado y ya será demasiado tarde para ti. Tu familia es muy importante, pero tu eres la prioridad, porque si tu no estás bien, no vas a poder dar lo mejor de ti y compartir naturalmente con tus seres queridos, por eso, elige con consciencia, para poder tomar decisiones centradas en el balance y la armonía, y no dejes que las circunstancias, la comodidad y el miedo sea quienes decidan por ti.

Por último, no tengas miedo a arriesgarte, a innovar, a explorar  y  a experimentar cosas nuevas y diferentes, no importa que te equivoques. Lo importante, es que no te quedes con los brazos cruzados, lleno de miedo, mientras  la vida que es algo maravilloso, llena de magia y color, pasa por un lado y tú quizás ni te des cuenta.




Comparte: