Lee

TÓNICO PARA EL ALMA



Rompe el círculo vicioso que has creado a tu alrededor

Una mujer se me acercó llorando y me dijo: “Todo me sale mal, absolutamente todo lo que yo emprendo, fracaso. ¿Es cierto papá Jaime que existe el destino? ¿Es cierto que todo está escrito?, porque si es así, yo soy una fiel copia de ello.  Yo le pregunté porque pensaba así, a lo que me contestó: “Es que mi padre fue un alcohólico, yo también lo fui  y como si fuera poco,  mi hijo con tan solo 16 años está prácticamente alcoholizado y además está consumiendo droga. ¿O es que es un karma? Como dicen en oriente, lo que me tocó vivir ¿Y se hereda? ¿O es simplemente que Dios quiere que así sucedan las cosas?” Ella continuó bombardeándome con muchas preguntas negativas durante un rato más. Decidí abrazarla y en medio de su incesante llanto, me decía: “Es que tengo el imán para las desgracias, mi Dios me ha castigado y yo no me merezco nada”.   Yo le dije: “La causa de tu dolor no está en el exterior, como tu la quieres mostrar, sino que está en tu inconsciencia. Cuando dices que Dios te castigó y es el karma, lo único que te puedo decir es que tu te estás haciendo la víctima y estás buscando culpables, como cuando le hechas la culpa a tu padre de la situación por la que estás pasando.

Tu tienes el libre albedrío y el poder de elegir conscientemente la realidad que quieres vivir. Pero si concentras toda tu energía en todo lo negativo que estás atrayendo, esa entonces será la realidad que te toca experimentar.  Lo primero que tienes que hacer es identificar la raíz del problema, la cual en tu caso, es tu forma de pensar inconsciente al creer que el alcoholismo y la drogadicción son parte de una herencia. Esta creencia, cuya raíz es el miedo, no solo ha destruido a tu familia, sino que está destruyendo la vida de tu hijo.

Sin importar en que situación estés, si estás girando alrededor de lo mismo, en un círculo vicioso de pesimismo, negatividad, inconformismo, adicción o apego, hoy debes eligir conscientemente, decidir y actuar de manera diferente y positiva  para romper el círculo vicioso que has creado a tu alrededor.




Comparte: