Lee

TÓNICO PARA EL ALMA



Erradica los pensamientos que nublan tu mente

Recuerdo hoy, que hace ya un buen tiempo iba en mi camioneta y un carro me sobrepasó. De repente frenó en seco y cerró agresivamente a un carro que iba adelante; se bajó un señor encolerizado y empezó a insultar a la señora que manejaba ese carro, quien aterrorizada no abría la ventana, y de repente el señor empezó a darle patadas a la puerta del carro. En ese instante, me bajé de la camioneta y le pregunté que era lo que le pasaba, y le dije que se tranquilizara, que no tenía sentido que golpeara así al otro carro.

El me decía, que aquella vieja idiota lo había cerrado y que casi lo choca. Cuando se tranquilizó, ella abrió y nos dijo llorando que le acababan de informar que su hijo tenía un tumor maligno en su cerebro, razón por la cual quizás venía “elevada” y cerró sin intención al otro carro. Apenada, pidió excusas y preguntó de que manera podía compensar el daño causado.

Y así nuestras acciones pueden llegar a lastimar fácilmente  a alguien, sin ni siquiera darnos cuenta.

Para poder erradicar los pensamientos que nublan tu mente toma conciencia, respira profundo y:

  • Identifica tu pensamiento y su posible origen. Debes discernir si lo que piensas es algo positivo y te beneficia, o si es negativo y te afecta. En este último caso debes ir a la raíz principal que ha creado ese pensamiento.
  • Experimenta tu pensamiento. Siente ese pensamiento, mira qué creencia o sentimiento te causan : dolor, ira, rencor, intranquilidad, tristeza, etcétera. Siéntelo con todos tus sentidos. Concentra tu atención en el origen del dolor que te causa tal pensamiento. Acepta cualquier impresión sin reaccionar, sin resistirte y sin juicios. Desasóciate y reconoce que esos pensamientos y ese dolor no son tú mismo, sino una creación de tu mente. Responsabilízate de ese pensamiento, acepta que lo escogiste y que nadie te obligó. No debes culparte por tu elección, ya que en ese momento tuviste tus propias razones para aceptarlo. Permite que esa creación sea desintegrada, desmaterializada; libérala y suéltala.
  • Reemplázalo. Cada vez que identifiques un pensamiento negativo y destructivo en tu mente, crea inmediatamente uno nuevo opuesto , constructivo y eficiente, basado en el amor.
  • Desarrolla tu fuerza de voluntad. Cultiva la fuerza de tu espíritu a través del silencio, la meditación, la oración, el ayuno y el servicio amoroso.
  • Fortalece tu mente. A través de la visualización creativa utiliza todo el poder que está en tu imaginación para generar, de manera permanente, pensamientos amorosos de felicidad, satisfacción y entusiasmo, concentrándote en lo que quieres Ser, no en lo que perdiste o te causa sufrimiento.
  • Decide pensar siempre de manera positiva. Con conciencia pura, elige lo que quieres y cómo lograrlo. Desde este momento deja de esperar y actúa conscientemente y verás cómo todo fluirá naturalmente.




Comparte: