Lee

TÓNICO PARA EL ALMA



Convierte tus defectos en fortalezas

Veo con asombro cómo, día a día, miles de mujeres alrededor del mundo, se atacan a ellas mismas todas las mañanas cuando se paran frente al espejo y se auto destruyen al mirar todos los “defectos” que tienen, los cuales en muchos casos son totalmente inventados por ellas mismas, haciendo que sus vidas sean miserables y sintiéndose inferiores a los demás, sin entender que muchas veces en esos defectos que tienen o creen tener, es dónde se encuentra escondida su principal fortaleza, que las llevará a desarrollar sus cualidades y la verdadera fuerza que están en el interior de ellas. Si miramos detenidamente, nos daremos cuenta que la gran mayoría de estos supuestos defectos, realmente las hacen sufrir y en muchos casos se acomplejan, porque dejan que los demás sean quienes las contagien con sus prejuicios y creencias al burlarse de ellas, al criticarlas o al decirles que no se ven bien, haciendo que muchas veces, la decisión de arriesgar sus vidas por una cirugía, no tenga un sentido real y profundo.

Hay una historia que nos muestra claramente, que cuando descubrimos qué es lo que se oculta detrás de algún defecto físico que tengamos, podremos aceptarlo, quererlo y comprender que es una oportunidad que nos da la vida, para evolucionar y crecer.

Un muchacho de diez años que perdió el brazo izquierdo en un trágico accidente, tras recuperarse decidió aprender yudo. Su maestro era un anciano chino experto en este arte marcial, pero aunque el joven aprendía rápidamente, después de once meses sólo le había enseñado un movimiento. Cuando pidió que le enseñara más movimientos, el sabio sensai le dijo que ésto era todo lo que él necesitaba aprender.

Poco después el joven participó en un torneo logrando clasificar a la final , con un rival mayor y más experimentado. No parecía que pudiese tener la mínima oportunidad de ganar, al igual que en ninguna de sus contiendas anteriores, pero después de una larga lucha, su oponente empezó a perder la concentración y el muchacho aprovechó la ocasión para tirarlo al suelo.

En el camino a casa, el muchacho le dijo a su maestro: “Ahora si, por favor explícame cómo pude vencer  a tantos rivales con un solo un movimiento y un solo brazo” El sensai le contestó: 

-  A partir de hoy deja de concentrarte en tus defectos o en lo que no tienes, porque eso será lo que te hará sufrir y concentra toda tu energía en lo que tienes mas no en lo que perdiste.

- Si piensas que vas a lograr algo, lo lograrás: Si piensas que no se puede, tienes razón: no se puede. Pero si piensas que se puede, también tienes toda la razón: se puede. Para lograr que todo lo que anhelas se materialice, elige deliberadamente una intención y concentra toda tu atención, imaginación y creatividad en experimentarla hasta el límite, con plena conciencia y percibiéndola con tus cinco sentidos, para que te motive a generar una acción instantánea. Empieza a repetir esa acción hasta que se convierta en un hábito. Si la repites frecuentemente vas a adquirir la maestría para manejar y disfrutar tu vida de la manera que has elegido.

- Convierte tus problemas en oportunidades: Si quieres conseguir la clave para no tener problemas te la voy a dar: muérete. El cementerio está lleno de personas que se creían indispensables e imprescindibles para el mundo. En nosotros está la fuerza interior para entender que en cada situación de la vida, sea que nos guste o no, podemos encontrar una gran enseñanza, y todo lo que llamas fracasos, errores o problemas, puedes convertirlos en sabiduría que te va a dar la luz en el camino para que no vuelvas a caer en ellos.

- Sé honesto contigo: Identifica y descubre tus debilidades. A veces tu debilidad más grande puede convertirse en tu mayor fortaleza.




Comparte: