Conferencista colombiano de superación personal

-

Conferencista colombiano de superación personalLa mayoría de las personas, en algún momento nos hemos sentido tristes, sin esperanzas ni un propósito claro en la vida, algo que nos inspire y motive a seguir viviendo y encontrar la felicidad. Encontrar la felicidad, repetimos como un eco que se nos queda en la mente cuando una palabra nos impacta. Felicidad. Jaime Jaramillo, Papá Jaime, conferencista colombiano de superación personal, ha dicho en reiteradas ocasiones que “felicidad” es una palabra muy prostituida, de la que todos hablamos, pero ¿Sabemos realmente qué es?

La mayoría de las personas dicen ser felices: con su pareja, con su trabajo, con su automóvil, la ropa que usan, su cuenta de banco, sus amistades o sus pertenencias… sin embargo, si les despojáramos de aquello, ¿Seguirían siendo felices?, ¿Qué harías tú

si hoy perdieras tu dinero y tus pertenencias?

Se dice que el dolor es parte de la vida, y la depresión, la ansiedad, el resentimiento y la tristeza son muy estudiados desde la psicología, la psiquiatría, el coaching, la filosofía y otras corrientes que buscan ayudar a las personas a vivir felices. En algunas personas, la tristeza y el dolor son tan grandes que les impide disfrutar de su vida, llevándolos a llenar su vacío emocional con conductas tan negativas como las drogas, o llegando al límite: el suicidio.

Vamos a remontarnos a una de las grandes tragedias de la historia de la humanidad: el Holocausto, específicamente los campos de concentración que el régimen nazi construyó para llevar a miles de judíos a realizar todo tipo de trabajos forzados. En este contexto, Viktor Frankl, psiquiatra vienés (y judío), se enfrentó a la pérdida de sus posesiones, así como de su familia, al ser deportado en 1942 a un gueto y posteriormente a campos de concentración para trabajar como esclavo hasta 1945. Tras la guerra, Frankl, quien se especializó en el estudio y tratamiento contra la depresión, escribió su obra más conocida: “El hombre en busca de sentido”, donde sentó las bases para una psicología positiva, enfocada en la felicidad de las personas.

Donde pones tu mente, se encuentra tu corazón

 

¿Qué hace que dos personas, que viven en condiciones similares tengan sentimientos diferentes?, ¿Por qué alguien como Frankl pudo crear algo hermoso basándose en una tragedia? Una persona tiene alrededor de 75 mil pensamientos cada día, y cuando estamos estresados, cansados o deprimidos, estos pensamientos son negativos; muchos acumulan esos sentimientos de rencor, enojo u odio del pasado, y los llevan a su futuro, donde el resultado es que esas personas viven con dolor, soledad, angustia y muchas otras emociones negativas que les enferman.

Papá Jaime, conferencista colombiano de superación personal, tras haber trabajado por más de 40 años, con más de 80 mil niños, ha investigado en todo tipo de técnicas ancestrales para ayudar a más personas a alcanzar la felicidad, y uno de sus hallazgos más reveladores es la magia del cuarto cerebro. Esto lo descubrió tras años de trabajar en las alcantarillas colombianas, buscando más personas a quienes ayudar; tras años de descender a las cloacas, donde los desechos humanos abundan y son grandes focos de infección, Papá Jaime descubrió que no había adquirido ninguna enfermedad, ni él ni su equipo, y por el contrario, tenían cada vez más voluntad y fuerza para ayudar.

Al profundizar en su análisis encontró que los seres humanos poseemos cuatro cerebros: el primero, la neocorteza, donde se encuentra la capacidad de análisis; el segundo, el sistema límbico, el cerebro mamífero que actúa de forma emocional, instintiva. Es en esta región donde se libera adrenalina tras un impulso, como el estrés, y que provoca que las emociones negativas causen tanta infelicidad a las personas, pero también que se enfermen, ya que el estrés provoca la liberación de cortisol, el aumento del pulso cardiaco y de la glucosa. Esto significa que, al cambiar la forma de pensar, podemos cambiar nuestra vida.