Cómo vencer los miedos internos

-

como-vencer-los-miedos-internosEl mar, que es manso y transparente, también puede arremeter con toda su potencia y representar un serio peligro para quienes están a su alrededor. Así es el miedo; nos ayuda a percibir todo tipo de peligros, desde los más leves hasta los más turbulentos y destructivos, para salvar nuestras vidas, pero también nos puede paralizar, nublar la razón y el entendimiento, haciéndonos vivir una vida miserable y en algunos casos extremos, llevarnos a la muerte. Por eso es tan importante entender cómo vencer los miedos internos que nos roban la paz, y por ende, nuestra felicidad.

 

¿Alguna vez has sentido miedo de perder a la persona que amas? Alguna vez, por miedo a perder a esa persona, ¿has hecho cosas en contra de tu corazón? ¿Alguna vez has sentido que te quedas paralizado ante una situación que no esperabas? ¿Alguna vez tuviste mucha tensión y miedo de que algo malo iba a suceder y transcurrido el tiempo te diste cuenta que nada pasó?

-

El miedo es una emoción básica, generada espontáneamente para poder sobrevivir ante un peligro inminente.

El miedo activa la circulación de la sangre, los músculos más grandes se fortalecen y tu cuerpo reacciona para que puedas escapar de una situación que puede afectarte. El miedo visto así es útil y necesario en nuestras vidas.

 

como-vencer-los-miedos-internosEl problema surge cuando tu mente, con todas las ideas preconcebidas, creencias y las experiencias del pasado, entra en contacto con esa emoción, haciendo que se transforme en un miedo irracional o en un falso temor que puede paralizar, nublar el entendimiento y llevar a actuar sin razón. En ese momento, se crean las fobias y los pánicos infundados.

 

Tenemos la falsa creencia de que el amor y el odio son opuestos, cuando en realidad son todo lo contrario. En este momento, tú puedes estar amando a una persona y, de repente, ella te menosprecia, rechaza o hace algo que consideras una ofensa; inmediatamente, puedes transformar lo que sentías en odio. Pero si esa persona te da una excusa, te abraza y muestra un verdadero arrepentimiento, fácilmente vuelves a amarla. Es decir, que el amor y el odio son la misma energía, se complementan y transforman continuamente.

 

Lo que es diametralmente opuesto al amor es el miedo. Nunca pueden compartir juntos el mismo espacio, como lo hacen el amor y el odio. Durante toda la vida nos han dicho que para amar realmente debemos tener a nuestro lado y poseer a la persona amada, cuando en realidad lo que esto nos causa es un sufrimiento, debido al miedo de perder a esa persona. Esto lo llamamos apego. Por tal razón, el alimento predilecto del apego es el miedo. Entre más te aferres al miedo, más se debilitará el amor. Esto nos muestra que inconscientemente estamos basando nuestras relaciones afectivas en el miedo y el apego, en lugar de hacerlo en el amor. El amor nutre la relación y te da el poder de disfrutar y experimentar la vida de múltiples maneras, mientras que el miedo te paraliza y te incapacita para experimentar una vida tranquila y serena.

 

Nos han enseñado a buscar el amor y la felicidad en cosas externas, superficiales y pasajeras, y cuando sentimos que esas cosas se nos van y no podemos tenerlas, le damos la oportunidad al apego de que sea nuestro verdugo, nos maltrate y deteriore nuestra vida. En ese momento, el miedo se apodera de nosotros, ya que creemos que no podemos ser felices sin esas cosas.

-

Nuestras vidas están llenas de miedos camuflados sutilmente en nuestra inconsciencia. Para poder trabajar a fondo nuestros miedos y llegar a liberarlos, primero debemos identificar los miedos más frecuentes que sentimos.

Muchos de nuestros miedos los reflejamos en actitudes que lastiman a nuestros seres queridos: el miedo a perder a la pareja se transforma en celos, el miedo a perder el empleo o a fracasar como profesionistas se transforma en adicción al trabajo, el miedo a que nuestros hijos se lastimen puede llevarnos a un control y preocupación excesivos, y el resultado es que nuestro ser queda lastimado, y terminamos por alejar y dañar a nuestros seres más amados.

Entonces, ¿Cómo vencer los miedos internos?, ¿Cómo hacer para que eso que ha sido creado por nuestra mente de acuerdo a lo que nos sucedió en el pasado o a lo que está por suceder en el futuro, no nos afecte negativamente y nos lleve al dolor y al sufrimiento? 

 


Para lograr vencer esos miedos que nos roban la paz debemos:

 

  • Identificar cuál es la raíz del miedo, qué es lo que temes perder. ¿Es acaso lo que sientes que te da la felicidad? ¿El dinero, el placer, la comodidad? ¿O es sentir que vas a quedar solo? Hay miles de razones camufladas que debes identificar para poderlas desenmascarar.
 
  • Soltar y dejar que las cosas fluyan, sin oponer resistencia. Cuando te resistes a que suceda algo que no quieres que pase en tu vida, es cuando más vas a sufrir. Por el contrario, cuando aceptas, agradeces y disfrutas eso que llega, el miedo rápidamente se desvanecerá y desaparecerá.
  • Una vez que has identificado lo que te hace sentir ese miedo, debes enfrentarlo, ya que cuando lo miras de frente, él es cobarde y desaparece. Eso quiere decir que debes hacer eso que temes, o debes soltar a esa persona con la que sientes que no puedes ser feliz si no está a tu lado, o debes enfrentar la soledad y hacer planes solo para aprender a disfrutar de tu propio ser. Son miles de cosas que puedes hacer para enfrentar tu miedo.
 

Si quieres profundizar en este tema, puedes comprar el libro de Papá Jaime “Te amo…pero soy feliz sin ti”. Allí encontraras claves y herramientas importantes para que entiendas cómo vencer tus miedos internos, también puedes asistir a uno de nuestros retiros espirituales, donde podrás recuperar la paz, meditar sobre el verdadero origen de tus miedos y recuperar la alegría por la vida, todo esto de la mano de Papá Jaime. Consulta las fechas y lugares de los retiros en nuestro sitio web.