De las calles de Bogotá a México

El pasado 6 de agosto en México, en la Convención MAP – LIFE 2016, un evento dedicado a impartir temas de liderazgo, abundancia y sueños; en el que participaron líderes de talla internacional como Papá Jaime, hubo un invitado muy especial: Gentil Amado. Con la colaboración de un gran equipo de trabajo de diferentes partes del mundo, este personaje que antes vivía en las calles de Bogotá, tuvo la posibilidad de cumplir su sueño de viajar a México para inspirar a otros seres humanos con su historia.

Después de vivir los últimos años de su vida en las calles, de haber perdido su hogar y su trabajo debido a los vicios, especialmente su adicción al alcohol, Gentil Amado se encontró con una oportunidad que no quiso desaprovechar. En el año 2015 ingresó al programa de Habitante de calle liderado por el IDIGER, la Secretaría de Integración Social de Bogotá y la Fundación Niños de Los Andes, el cual tenía como propósito convertir a ciudadanos habitantes de calle, en recuperadores ambientales de la ciudad. Durante el tiempo que estuvieron en el programa recibieron ayuda de profesionales que les enseñaron a creer nuevamente en sus sueños y a encontrar la paz interior. Entre ellos estuvo Papá Jaime, quien con su metodología de Regeneración Espiritual los guio hacia el despertar de su consciencia.

En el caso de Gentil, esta oportunidad fue suficiente para empezar a redescubrir su vida, dedicarse a sus proyectos y cumplir sus sueños. Durante el proceso conoció un grupo de personas liderado por María Lucía Tarazona,  que lo han estado apoyando constantemente y le han brindado todo el amor del mundo. Con este apoyo, sumado al compromiso y la fuerza de voluntad de Gentil, un día fue invitado a México a participar en el evento LIFE 2016, en donde se subió por primera vez a un escenario con Papá Jaime frente a miles de personas a contar su historia de vida e inspirar a los demás a creer en sus sueños y a actuar conscientemente para conseguirlos.

Actualmente, Gentil Amado está trabajando por alcanzar su gran sueño de tener una fundación para habitantes de calle de la tercera edad, con la que espera poder servir amorosamente a los demás y así trascender y dejar huella. A este sueño se le ha sumado un grupo de personas, dirigido por Armando Culebro, que se están dando a la tarea de ayudarlo a conseguir todo lo necesario para convertirlo en realidad.

Gracias a Iván Vélez y a todo su equipo de Xango, a MAP y al grupo de personas que han hecho esto posible.

 

Con esta historia queda demostrado que ¡Se vale soñar!

(Visited 47 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Ir arriba