Lee

TÓNICO PARA EL ALMA



¿Qué es inspirar en el amor?

El arte para convertirte en una persona exitosa radica, en que lo primero que debes hacer es darle sentido y significado a tu vida, encontrando el amor en cada cosa simple que haces y disfrutar plenamente de tu paz interior y de tu alegría. Para lograr esto, en primer lugar, debes mirar en el fondo de tu corazón cómo estás viviendo tu vida, haciendo una auto evaluación muy consciente para saber si estás actuando realmente desde el amor e inspirando a los demás, o si por el contrario estás simplemente  llevándolos a que actúen en el miedo, y debes concentrarte y focalizar toda tu atención en descubrir los talentos naturales, los dones y las fortalezas de toda la gente que te rodea, en cambio de buscar sus defectos, debilidades y falencias, ya que esta diversidad te permitirá realmente  trabajar en equipo eficiente y creativamente.

En la vida tenemos sólo dos opciones: o vivimos en el amor o vivimos en el miedo, y tal cual lo hagamos, será nuestra vida.

 

 

Pero, ¿Qué es actuar en el amor o en el miedo? ¿Qué es inspirar en el amor a los demás? ¿Qué reglas de oro deben regir tu vida, para que te conviertas en una persona equilibrada y feliz, donde prime no sólo tu propio bienestar sino el bienestar general y los intereses de los demás?  

A continuación encontrarás lo que para mí, son esas reglas de oro que te llevarán a SER una persona alegre, ecuánime, equilibrada, centrando tu liderazgo en el SER y no en el tener. Revisa a profundidad cada una de ellas para que llegues a entender qué es inspirar verdaderamente en el amor.

 

Inspirar en el amor es:

  • Dar sin esperar recibir nada a cambio, sin expectativa. ¿Cada vez que das, lo haces porque de una u otra forma vas a tener una retribución? O ¿Simplemente lo haces porque te brota del corazón tanto amor y pasión por lo que haces, que disfrutas dando y no centras tu energía en lo que vas a recibir sino en ver los beneficios de tu acción?

 

 

  • Tener coherencia entre cómo piensas, hablas y actúas. ¿Eres coherente realmente? O ¿piensas una cosa, dices otra y actúas de manera contraria?
  • Tomar decisiones en el amor y no en el miedo. ¿Siempre escuchas la voz de tu corazón? O ¿Te dejas influir por lo que pasa en el exterior y tus decisiones no son coherentes con lo que realmente piensas?
  • Siempre dejar aflorar lo mejor de esa fuerza poderosa que está en tu interior, manteniéndote equilibrado ante las circunstancias que se te presenten en el diario vivir.
  • Apoyar, construir y respetar a los demás, en lugar de criticar, juzgar y calumniar. ¿Asumes siempre las consecuencias de tus acciones? O ¿Le echas la culpa de tus errores a los demás, criticándolos y juzgándolos?
  • Aprender a hablar desde el corazón para que te escuchen y escuchar para que te hablen. ¿Tu palabra la usas para construir y buscar lo mejor de la gente? O ¿Tu palabra en la mayoría de los casos es dura crítica o agresiva?

 

 

  • Busca siempre las cosas positivas de todas las situaciones y de las personas.
  • Expresar el sentimiento amoroso a cada persona que se cruce en tu camino. ¿Eres amable con todas las personas por igual? O ¿Tratas a las personas dependiendo de su condición social y el cargo que tengan o por lo que posean?
  • Utilizar el poder de la imaginación y la creatividad para idear y crear soluciones para afrontar los retos, desafíos y obstáculos.
  • Aprender a focalizar tu atención en aprender de todas las situaciones y vicisitudes de la vida y de las personas en tu entorno laboral. 

 




Comparte: