Lee

TÓNICO PARA EL ALMA



Guía simple para hacer realidad tus sueños

Muchos de ustedes probablemente no tienen claridad acerca de cuáles son sus sueños, porque ellos han quedado en el pasado y ahora no los recuerdan, porque no tienen grandes pasiones o porque simplemente nunca se han tomado el tiempo para imaginar y crear; pero muchos otros sí tienen la certeza de lo que les gusta, les apasiona y tienen claridad de sus sueños, simplemente nunca han sabido cómo conseguirlos, o por más que se esmeren siempre fracasan.

No importa cuál sea tu situación específica, te voy a dar una guía simple, para que desde hoy realices un plan de acción y comiences a imprimirle alegría y pasión a tu vida, a través de tus sueños, dejando que ellos fluyan libremente, sin volverte esclavo de ellos y disfrutando el proceso mientras los consigues.  

CÓMO CRISTALIZAR TUS SUEÑOS

1. Cierra los ojos e imagina todo aquello que te apasiona, te gusta y amas hacer y no has hecho hasta ahora (con eso construirás tus sueños).

2. Haz una lista con todo lo que se te ocurre.

3. Clasifica esa lista en sueños materiales, profesionales, sociales y espirituales.

4. Dibuja en un papel con los ojos tapados y con la mano contraria a la que escribes todos tus sueños y júntalos en un mismo dibujo, hasta que te quede fácil de visualizar.

5. Destápate los ojos y observa detalladamente lo que dibujaste. Ahora con la mano que escribes, dibuja nuevamente tu sueño, dale color y púlelo.

6. Cierra los ojos y lleva esa imagen al entrecejo. Trata de ver todos los detalles que hay en el dibujo y cuando abras los ojos, compara lo que visualizaste con lo que habías dibujado.

7. Coloca ese dibujo en un sitio donde lo puedas ver todos los días.

8. Define que acciones específicas a corto plazo vas a realizar para comenzar a conseguir tu sueño.

9. Desde este momento, decreta y cuenta tu sueño a todo el que puedas.

10. Ten fe en Dios, en ti y en tu proyecto de vida.

11. Concentra toda tu energía en lo que quieres lograr materializar, no en las cosas negativas, obstáculos o pérdidas que tienes en este momento.

12. Suelta tu sueño, no te aferres a él, y disfruta cada paso que das mientras lo consigues.

13. Recuerda que siempre habrá subidas y caídas, lo importante es que te vuelvas a levantar y con fe, pasión y amor continúes en este bello camino de la vida, disfrutando de las cosas buenas y aprendiendo de las que consideras malas.

 




Comparte: