Lee

TÓNICO PARA EL ALMA



Entrégate al verdadero amor

Aprende a vivir tu relación desde el verdadero amor y no desde el apego. La gran mayoría de parejas viven desde el apego, creyendo que eso que sienten es amor, y dejan que sea el miedo quien maneje sus vidas, llevándolos a estados de inconsciencia donde reinan los celos, la manipulación y el control.  El amor verdadero se encuentra en el polo opuesto al apego, y allí es donde está la consciencia, la libertad y la paz interior.

Para que tu relación de pareja pueda ser todo aquello que soñaste:

  • Nunca pongas tu mente inconscientemente, donde tu corazón no quiere estar.
  • Entiende que la persona con la que estás casándote no te pertenece y por ende, tú tampoco le perteneces a ella. Respeta el espacio de él y pide que el tuyo sea respetado.
  • Construye tu propio sueño y tu proyecto de vida, basado en lo que es importante para ti y en lo que te apasiona.  El sueño no lo debes construir solamente alrededor de tu nueva pareja, porque estarás colocando tu felicidad en manos de ella, y si la llegaras a perder, tu felicidad se iría con ella.
  • No dejes perder tu esencia, tu alegría y todas aquellas pequeñas cosas que te gustaban cuando eras soltero.
  • No juegues el papel de víctima, ni de sacrificada, porque es en lo que te convertirás.
  • No te desgastes tratando inútilmente de cambiar a tu pareja.  Ten presente que lo único que puedes cambiar son tus creencias y tu forma de pensar.  Cuando usas la manipulación deterioras la relación.
  • Aprende a escuchar paciente y amorosamente.
  • Realiza un proyecto social; esto le dará sentido a tu vida.
  • Entiende que no tienes el poder para controlar a la persona que amas. Vive en libertad y dale libertad a tu pareja, confía en ella, no dejes que los celos manejen tu relación y concentra toda tu energía en lo que quieres ser, no en lo que no quieres experimentar o vivir.
  • Debes estar cambiando constantemente.  Quien mata en muchos casos al amor, es la rutina.
  • Deja que todo fluya, suelta y disfruta el presente, porque por más que te aferres a eso que deseas, tarde o temprano lo tendrás que soltar.
  • Incorpora en tu vida una hora diaria de contemplación y meditación.  Ese debe ser tu espacio sagrado, donde podrás auto observarte.
  • Disfruta cuando estés al lado de tu pareja, pero es importante que cuando no estés con ella, le puedas decir: Te amo… pero soy feliz sin ti.




Comparte: