Semillas para el Alma

COSECHA LO QUE SIEMBRAS



¿Cómo sanar una traición?

Acabo de descubrir que desde hace algún tiempo, mi esposo está con otra mujer. Siempre lo negó y mintió, pero por mis medios lo descubrí. Ahora siento literalmente que me muero; es un dolor incalculable, la traición y la mentira me envenenan y cada vez me entero de más cosas, de más situaciones, de más mentiras dichas por él y tengo rabia, frustración desengaño. ¿Qué puedo hacer?

Lo primero que vas a hacer es identificar lo que sucede en tu interior. Anota, en una libreta que guardarás por un tiempo, cada una de las cosas que identifiques en tu caso específico, de acuerdo a tu situación.

a. Plantea el problema que has creado. Mi pareja me fue infiel y se fue de la casa con esa persona.

b. Identifica la emoción más fuerte que se desencadena por el sentimiento que tienes.Ejemplo: Ira por sentirse engañada.

c. Identifica el sentimiento que nace en ti cuando te asocias con ese pensamiento. Ejemplo: No puedo vivir sola. La vida no tiene sentido (miedo).

d. Identifica el pensamiento que te perturba. Ejemplo: ¿Por qué esa persona me fue infiel, si yo le di todo mi amor? La odio.

e. Identifica la creencia que hace que estés sintiendo todo lo anterior. Ejemplo: En el matrimonio o en una relación de pareja, debe haber fidelidad hasta la muerte. Desde el momento en que me uno a una persona, me pertenece.

2. Experimenta todos estos pensamientos, sentimientos y emociones en tu corazón, hasta el límite, es decir, intensifícalos. No tengas miedo de que esto te cause dolor.

3. Concentra toda tu atención en el origen de ese dolor.

4. Ahora, toma todos esos pensamientos, sentimientos y emociones, y míralos desde una percepción diferente a ti. Imagina que están en una pantalla de cine y tú los observas desde tu asiento, pero no te involucras ni te asocias con ellos. Simplemente, los observas y sólo dejas que fluyan y que pasen. Así empezarás a disociarte de ese dolor y verás que todos esos pensamientos han sido creados estrictamente por tu mente contaminada por el ego.

Permite que esa creación elaborada por tu mente sea desintegrada, desmaterializada; libérala y suéltala. Entiende que tú no eres esa emoción, no eres esos sentimientos, no eres ese dolor. Sólo obsérvalos y déjalos que se vayan desmaterializando. La única forma de sacarte a una persona de tu vida es cuando la ves tal cual es y no como la has creado en tu mente. En ese momento, verás la realidad, ya que entenderás lo que sucede; una vez pase esto, ella saldrá de tu vida.

Ejemplo:

Comienza a pensar que eres un ser lleno de luz, amor, paz y felicidad. Observa los pensamientos tontos con los que te habías acostumbrado a asociarte y deja que pasen. De ahora en adelante, debes ser consciente de que esos pensamientos tontos son como el agua y tú eres como una barca que flota, navega y fluye en el mar. Debes estar pendiente de que el agua no se entre dentro de la embarcación.

6. Magnifica los defectos que esa persona tenía, cada vez que su recuerdo llegue a ti, y minimiza sus cualidades. De esta forma, cada vez tendrás menos deseos de estar con ella, ya que entenderás la realidad de lo que no querías ver.

7. Devuélvete en el tiempo, antes de conocer a esa persona que te causa tanto daño, cuando tu vida transcurría normalmente, sin ese dolor y la angustia que estás experimentando. ¿Estabas tranquilo y sereno? ¿Disfrutabas de tu vida con lo que tenías en ese momento? La paz y la tranquilidad volverán a ti y podrás revivir esos buenos momentos.

8. Observa y disfruta la paz que estás logrando al no vivir en esa dependencia y en esas situaciones tan desagradables y frustrantes.




Comparte: