Semillas para el Alma

COSECHA LO QUE SIEMBRAS



¿Cómo enfrentar mi enfermedad?

 

He sido diagnosticado con cáncer, tengo mucho miedo y no sé cómo debo enfrentar mi enfermedad.

 

Lo primero que debes hacer es abrir tu mente. Recuerda que ella es como un paracaídas si no la abres de nada sirve, si la tienes rígida es como una bola de cristal se cae al piso y se vuelve añicos; pero si la tienes flexible, es como una bola de caucho, de goma, entre más duro le des, más alto sube.

Para que te funcione, lo que a continuación te voy a dar y puedas ver cambios positivos en tu salud, debes tener una mente totalmente abierta y creer firmemente que vas a lograr salir de donde estás.

No te preguntes por qué sino para qué está sucediendo esto en tu vida. Lo primero que tienes que hacer es utilizar el CD de meditación, el verde que tiene sanación cuadriaural y mensaje subliminal de sanación, liberación y superación a nivel subconsciente. Debes escucharlo con audífonos diariamente, mínimo una vez al día. La meditación deberá convertirse en tu herramienta diaria por el resto de tu vida, yo la hago religiosamente todos los días de mi vida.

Debes tomarte la primera orina de la mañana, no el primer chorrito pequeño sino el resto, ya que el primer chorrito de la mañana trae pequeños residuos. Es normal que se te suelte un poco el estómago y te de diarrea. Además tienes que tomar la cantidad máxima de agua que puedas, sin irte a un exceso. Baja el consumo de lácteos y derivados animales. Tu organismo te dirá qué puedes comer o que no. Si tomas leche, Kumis, yogurt, queso y te cae pesado, simplemente los remplazas.

Debes hacer al amanecer la terapia de caminar descalza en el pasto, arena o tierra por un rato (10 minutos) y después abrazar un árbol por un período de mínimo 2 minutos. Por ridículo que te parezca, ese árbol que está vivo produce, no sólo oxígeno puro, sino que atrae la energía desde un rayo eléctrico hasta nuestra energía cargada de negatividad. Obligatorio Diario hacer ejercicio mínimo de una hora.

Urgente, léete el libro Te amo… pero soy feliz sin ti, que será una herramienta espectacular en tu proceso, ya que entenderás el poder del silencio, la contemplación, la meditación, la visualización creativa y el servicio amoroso incondicional, que debe ser diario, no importa en qué situación te encuentres.

He visto cientos de curaciones así, y lo más importante es que tengas mucha FE en Dios, en ti misma, en lo que estás haciendo. Concentra toda su energía en el entrecejo, en lo que quieres ser y en verte sana, alegre y tranquila. Jamás pongas tu mente en la enfermedad, ni en lo negativo, ni en la escasez. Y si lo llegaras a hacer, reemplaza inmediatamente esos pensamientos negativos, haciendo afirmaciones en positivo en voz alta.




Comparte: